Akaso X5C 2.4G: Análisis y Características

Hoy traemos para ti la reseña de un dron ligero y resistente; un cuadricóptero de seis ejes con un precio amigable a tu bolsillo. Un aparato perfecto para aprender a volar, un dron que resistirá los embates causados por las colisiones y que además, te dará buenas opciones de movimientos y acrobacias.

Se trata del Akaso X5C, un dron muy similar al Syma X5C y que merece la pena analizar a fondo. A continuación te mostramos todos los detalles.

Akaso X5C 2.4G

Cómpralo aquí ahora en oferta.

Actualmente el precio es de poco más de 30 euros.

Desempacando el producto

La presentación del Akaso X5C tal vez no sea la más llamativa entre los drones que hemos reseñado en esta página. A decir verdad, el empaque resulta algo voluminoso en comparación con el tamaño del dron, además de que su diseño no es particularmente atractivo; sin embargo, haremos caso omiso a este detalle y pasaremos directamente a desempacar el producto.

Al abrir la caja nos encontramos directamente con el dron y el manual de usuario. Al reverso encontramos la batería de LIPO 3.7V 500mAh, el mando de control y una bolsa plástica con un cargador USB, una tarjeta micro SD y un adaptador USB – micro SD.

La tarjeta micro SD se instala en la cámara y permite subir tu grabación rápidamente a tu ordenador.

Además de lo anterior, hay dos repuestos de hélices con sus respectivos marcos anti-choques. A fin de poder instalarlos cuando sea necesario, se incluye también un pequeño destornillador.

Primeras impresiones

Akaso X5C parte trasera

A primera vista nos encontramos con un dron de tamaño pequeño, aproximadamente 30 x 30 x 14 cm; algo así como el diámetro de un balón de baloncesto. Pesa 82 gramos, un dron relativamente liviano para sus dimensiones.

Sin embargo, la ligereza del plástico utilizado no le resta calidad al producto. La apariencia general es la de un dron firme y resistente. Mucho más de lo que esperaríamos por este precio.

Lo primero que nos llama la atención es el largo de sus hélices y el buen detallado que poseen. Cada una se encuentra reforzada con un marco anti-choque que amortiguará los daños por colisión. Uno de los elementos más encomiables de este cuadricóptero es precisamente el firme ensamblado de sus hélices y los excelentes marcos que las protegen.

Como muchos otros drones en su rango de precio, el Akaso X5C tiene la apariencia de un juguete de plástico. Pese a lo anterior, este dron destaca por unas extremidades firmes y hélices de buen tamaño. Definitivamente, un punto extra entre sus competidores.

El dron viene con luces LED incorporadas en color verde y rojo. Permitiendo así una buena experiencia de vuelo nocturno. Las luces parpadean intermitentemente cuando se enciende el dron y se estabilizan cuando éste se encuentra listo para el despegue.

Un punto desfavorable en el diseño del dron es su estrecho compartimiento para la batería, el cual resulta difícil de abrir y cerrar. Lo cual nos obliga a ejercer mucha presión sobre él, aumentando las posibilidades de romperlo.

El Akaso X5C sólo se oferta en color blanco con detalles en anaranjado. Las hélices anaranjadas se encuentran en la parte delantera del dron, mientras que las blancas en la posterior. En última sección se encuentra también el botón de apagado-encendido.

La falta de opciones respecto a la combinación de colores del dron puede ser un punto desfavorable a los ojos de muchos consumidores.

El mando radiocontrol

akaso x5c mando

El mando de 2.4 GHz viene en color negro, utiliza cuatro baterías AA que no vienen incluidas. Es compatible e intercambiable con el mando del Syma X5C-1. Es importante resaltar que los drones Syma y Akaso son producidos por el mismo fabricante, por lo que muchos de sus componentes son idénticos.

Se trata de un mando de tamaño mediano, con una cantidad considerable de botones y dos pequeños joysticks. Con los botones controlarás la velocidad y las maniobras en el aire, además de permitir la captura de vídeo y foto.

Los joysticks controlan los movimientos laterales del dron, sin embargo, no son muy sensibles al tacto. En ocasiones no perciben movimientos sutiles, obligándote a realizarlos de manera brusca. Debido a esto tendrás que ser cuidadoso en maniobrar el mando con la suficiente fuerza para que reaccione, pero con el suficiente cuidado para que no pierdas el control.

El mando tiene una pequeña pantalla de LCD que te muestra qué tan rápido has acelerado, así como la intensidad de señal y la batería. Sin embargo, no tiene vista directa a la cámara del dron, así que tendrás que esperar a terminar tu vuelo para ver los resultados de tu grabación.

Una vez encendido el mando, una luz roja comenzará a encenderse intermitentemente y sonará una pequeña alarma. Cuando la luz deje de parpadear y se mantenga encendida, podrás comenzar el vuelo. A decir verdad, el mando del Akaso X5C es uno de los elementos que bien podrían mejorarse en posteriores ediciones.

Sabemos que el punto débil de este cuadricóptero ha sido —hasta el momento— su diseño. El mando no es la excepción. Se trata de un artefacto difícil de manejar y poco ergonómico, además de tener una pantalla muy pequeña y carecer de visión directa a la cámara.

Dejando a un lado su apariencia y diseño, el mando posee un buen rango de control. El dron alcanza distancias de 60 a 100 metros sin perder la señal. Bastante lejos para un dron de esta categoría.

Vuelo

Hemos encendido ya el dron, las luces LED parpadean unos segundos hasta detenerse. Ahora… ¡a despegar!

Como todos los drones de su tipo, el Akaso X5C tiene un motor con escobillas que hace mucho ruido. Sin embargo, en comparación con otros drones, el sonido es un poco más bajo. Los escuchas más sensibles podrán darse cuenta que el sonido del Akaso X5C es particularmente agudo.

El despegue es lento y suave. Lo puedes incluso arrojar al aire y comenzar así el vuelo. Cierto es que el movimiento del dron puede parecer un poco errático al principio, pero una vez en el aire, se mantiene bastante estable gracias a su giroscopio de 6 ejes. En ocasiones, será necesario que calibres el giroscopio entre vuelo y vuelo.

El dron alcanza altas velocidades en el aire. Ya que consigas cierta seguridad en el vuelo, podrás hacer piruetas en el aire sin mucha dificultad. Cabe destacar que el Akaso X5C es, más que nada, un dron diseñado para volar y hacer piruetas, dejando la grabación con vídeo como elemento secundario.

La gama de movimientos es amplia. Sabiéndolo controlar, el dron puede realizar más de una audaz pirueta en el aire. Con pulsar uno de los botones en el mando, podrás realizar un giro de 360 grados.

Aunque la descripción del producto garantiza que el Akaso X5C tiene una fuerte resistencia al viento, es necesario desmontar tal afirmación. Con un viento de apenas 10 km por hora comienzan a sentirse las primeras dificultades al volar. El viento lo arrastra un poco, haciéndolo incluso perder el control y estamparse.

Ante estas situaciones, lo más aconsejable es sencillamente dejar caer el dron al suelo, especialmente si se vuela sobre césped. El dron soportará el impacto y será más fácil recuperarlo que en la copa de un árbol.

Cargar la batería requiere un poco más de tiempo que lo sugerido por el fabricante —50 a 60 minutos—, pues en ocasiones lleva de una hora y media a dos horas.

La duración del vuelo se anuncia entre 7 y 10 minutos, lo normal para un dron de estas características. Sin embargo, el rendimiento de la batería dura en realidad entre 5 y 7 minutos. Una duración muy pobre en comparación con el tiempo que requiere cargarlo.

Las hélices producen bastante aire al estar en movimiento, lo cual no implica ningún problema en exteriores, pero sí en interiores. La potencia de la corriente de aire que provoca bien puede tirar objetos valiosos en el interior de las casas o asustar a las mascotas. Así que ten cuidado si deseas utilizarlo en el interior de tu hogar.

A manera de resumen, el vuelo es ideal en exteriores cuando no hay precipitaciones. De lo contrario te arriesgarás a que tu dron sea arrastrado sin control por el viento.

Con el Akaso X5C podrás volar en un rango de control de hasta 100 metros y a una altura bastante considerable, por lo que seguramente no dudarás en emprender arriesgados vuelos. Sin embargo, ten cuidado de no perderlo de vista al caer, pues este dron no tiene sistema de rastreo como la mayoría de los drones costosos, así que te puede ser difícil encontrarlo después.

Cámara

Como hemos mencionado con anterioridad, la función principal del Akaso X5C es la de volar. Si deseas sumarle un poco de diversión al vuelo, puedes hacer uso de su cámara integrada para tomar fotos y vídeo. Sin embargo, ten en cuenta que éste no es el punto fuerte del dron. Así que si planeas realizar tomas de calidad, este dron te dejará un poco decepcionado.

La cámara se anuncia como HD con una resolución de 1280 x 1024 y 1.3 MP. Sin embargo, la calidad de las grabaciones se encuentra muy por debajo de la esperada, equiparándose incluso a la cámara de un móvil de baja calidad. Los colores tampoco son fieles. La velocidad del vídeo es de 30 cuadros por segundo.

Pese a lo anterior, la cámara funciona bien para algunas perspectivas aéreas básicas y en ciertos ángulos. Lo cual es un logro que muchos competidores de este precio no tienen, pues las cámaras de muchos drones económicos son prácticamente decorativas.

La cámara se encuentra fija y bien protegida contra los golpes que pueda sufrir el dron. Así que no tendrás que preocuparte por daños en ésta. Sólo inserta la tarjeta micro SD en la cámara y disfruta tu vuelo.

Conclusión

El Akaso X5C pertenece a la categoría de drones económicos, pues su precio se sitúa por debajo de los cien euros. Aunque los productos de esta gama de precios están pensados para amateurs que se inician en el arte de volar drones, la mayoría de estos cuadricópteros resultan frágiles y comienzan a romperse luego de unos cuantos vuelos.

El caso del Akaso X5C es un poco diferente, ya que es uno de los más resistentes en su género. No por ello deberás estrellarlo deliberadamente a fin de probar su resistencia, recuerda que no deja de ser un dron de plástico para principiantes.

Uno de sus principales contras es que no posee Wi-Fi, característica que podemos encontrar en algunos otros drones de esta gama de precios, como el Cheerson Pixnor CX-30W.

Además de que la duración de su vuelo es bastante corta, algo que decepciona a muchos de los consumidores. A este respecto puedes comprar una batería extra que alargue tu vuelo.

Tampoco se tiene una conexión directa con la cámara del dron al momento del vuelo. Es decir, no podrás observar en tiempo real la grabación o decidir cuál es la mejor perspectiva para hacer una fotografía.

Tendrás que esperar a que tu dron aterrice para poder extraer la tarjeta micro SD, sólo así podrás subir tus grabaciones al ordenador y disfrutar posteriormente de la toma aérea.

Lo anterior no sólo es lamentable desde un punto de vista recreativo, sino que también incrementa las posibilidades de sufrir una colisión al no ser capaz de divisar obstáculos en el aire. Afortunadamente el dron resiste bien las caídas, pues este detalle hará que las colisiones sean frecuentes.

Pero no todo es negativo, el hecho de acceder a la grabación de tu cámara después del vuelo reavivará una emoción similar a la que se siente al mandar revelar e imprimir un rollo fotográfico. Como en los viejos tiempos, esperarás con ansia ver el resultado.

Aunque las indicaciones del producto recomiendan el uso a mayores de catorce años, el Akaso X5C puede ser un excelente dron para que los más jóvenes aprendan a volar. Claro, siempre bajo la supervisión de un adulto.

A manera de síntesis, el Akaso X5C es un dron durable y barato que no te pesará estrellar en la copa de los árboles por accidente. En pocas palabras, un buen dron para amateurs entusiastas del RC que no desean invertir grandes cantidades de dinero en un primer aparato.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *